20120429

Perdedor, baby.


Hay dos clases de gente en la vida: a los que les va bien y a los que no. Los losers,  baby (como dice Beck) somos una especie longeva y poco estudiada. Los que vivimos el eterno retorno a valer carpeta como decimos por acá. Hay películas, libros enteros, fotos y ahora hasta los hipsters quieren ser losers a propósito, pero nadie nos entiende de verdad (¿si cachas?).

Somos los que cuando logramos conseguir un trabajo, es uno feo, que paga mal y las horas son largas. Cuando tenemos pareja al principio va bien y luego, se caga, no literal, por suerte. Nuestros amigos son a veces losers, pero se hartan de nosotros y ¡BAM! ahí va el loser, sin amigos, caminando por la zona fingiendo ser cool y no necesitar a nadie. Forever al ron.

Ser loser es difícil, toca fingir que es a propósito, a unos nos sale bien, tenemos muchos seguidores en el tuiter y ninguno en el gran timeline de la vida. Somos malos también para la poesía de textos en blogs.

Los losers somos los que más lloramos, aunque los winners también lloran. Perdonarán mi spanglish, pero todo es parte del encanto. Somos los que exageramos, los que nos tomamos una foto y lloramos en el tuiter por lo feos que somos.

Somos los que amamos a Beck por hacernos cool en los 90s. Somos una organización cultural y psicovaginal no reconocida por el Estado.

4 comentarios:

Vladimir dijo...

Dadas las caracteristicas, I´m a Loser too.

Bitt dijo...

uys, no lo somos todos?

Blanca Isabel Moncada Pesantes dijo...

Loser! pero como en Glee hahaha. Buen post.

マジンガ - SXEtto dijo...

....y perdí el interés en el desinterés de los demás, puta que loser, que wevada ya nadaf