20080718

Flash


Sentada en medio de la autopista, veo al cielo y hace un sol de esos que te queman el coco, pero el cielo está celeste es un día hermoso la verdad. ¿Qué hago sentada en medio de la autopista? No lo sé, ni idea sólo me levanté y estoy acá descalza espero a que me pase un camión por encima. En los autos que van pasando a lado mío veo a los amigos que más quiero pasar en autos, me ven pero indiferentes siguen su camino. Me indigno un poco pero igual sigo esperando sentada en el concreto que al pasar las horas se ha ido calentando y me va lastimando los pies. Al fondo le veo a mi novio, el man pasa canchero con una rubia con la que ya le he visto en otros sueños, se la mucha a la rubia y me van sacando el dedo los dos. Se me van un par de malas palabras pero indiferente, me quedo esperando que me pise el camión. Ya de noche estoy medio cansada, muerta del hambre e impaciente por que me pise el puto camión, al fin llega el huevón que maneja, frena a un metro de donde estoy se baja y me dice "lo siento pero su tarjeta fue rechazada, la transacción no podrá ser completada".
Y ahí no más me desperté pero fue un extraño y medio feo sueño. Lo más chistoso es que pase todo el día pensando en que debo depositar plata en mi cuenta para que me acepten la tarjeta.

6 comentarios:

LA Gaby dijo...

hmmmm le mucha a la rubia y te sacan el dedo.. jajaja

Edd dijo...

Indiferencias... traiciones... miedos

Ludovico dijo...

Lo que te pasa es que estas insolada ve!

Nacho dijo...

Saku... eso no fue un sueño.

dark ikari dijo...

-.- ¡ todos tenemos sueños raros alguna vez pero que nos los cuenten cambia la situación nop? El estrés a veces hace eso o en verdad pueda que te esten avisando que deposites antes de perder tu cuenta, tu auto y tu oportunidad *mala broma*

Pero espero que tengas mejores sueños, quien sabe, pueda que termines parando el carro de tu novio, cojas a la rubia, le arranques las mehcas y la dejes tirada para que el camion le pase.

iPab dijo...

Oh, que sueño tan extraño.

Pero una vez soñe que me estaban robando mi computadora, me levanté y seguí pensando que me estaban robando, en lugar de darle un puñete al ladrón, le dí a la pared.

Dolió mucho.

A veces pasa.