20100412

Todo es más complejo cuando te acercas al final, los zapatos sucios, mojados, llenos del dolor de tus pies, son el más claro ejemplo de por donde rondaste. Caminas, piensas, sientes, te bajoneas, recuerdas, pero sigues y caminas. No lo tengo muy claro, sólo ruedo mis huesos, entrecortados, incompletos. Yo insegura, el mundo se va aplastando, yo quiero aplastarlo, llenarlo de luz. Por ahora cuelgo los zapatos rotos de lona, me tomo un descanso y lo pienso bien. Luego veremos por dónde hay que andar.

2 comentarios:

.laflaka. dijo...

*interesante tu blog .. Ya tienes nueva seguidora

Saludos.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

one step closer